BLOG

In this blog you will find a small extract of the most relevant of each our brides, we hope you like and enjoy our work as we personally do all of it ourselves

En este blog encontrarás un pequeño extracto de lo más relevante de cada una de nuestras novias, esperemos les guste y puedan disfrutar  nuestro trabajo ya que nosotros siempre lo hacemos

"Un Acorde desde la oscuridad"

El pasado 10 de Diciembre  Carlos Alonso Pedraza me dio la tarea de salir con la cámara y hacer un foto reportaje, intente hacerlo de los barrenderos de Querétaro, pero no me dieron chance, así que caminando por la calle de Juarez #9 en el centro histórico de esa ciudad, a lo lejos escuche una tonada que seme hizo familiar, así que me acerque hasta donde estaba el Sr Martin García , que cantaba la canción de pagina blanca.

Calle Juarez # 9

Calle Juarez # 9

El Sr Martín García tiene 61 años , discapacitado visual, por accidente laboral, tiene ya 15 años tocando su guitarra para darse sustento, para él, sus dos hijos y su esposa, antes de tocar la guitarra intento vender rosarios afuera de la iglesia, pero se le hizo muy difícil debido a su problema visual.

Martín García

Martín García

Tocando y platicándome acerca de su vida el Sr Martín me comentaba que lo más difícil de  ser comerciante es que luego en los cambios salía perdiendo, ya que la gente a veces lo transaba.

Jornadas de 8 horas tocando la guitarra

Jornadas de 8 horas tocando la guitarra

Para aquellos que alguna vez han tocado la guitarra, sabemos que nos es fácil, ya que las manos se lastiman mucho , hasta que salen callos, y que este sea tu único modo de vivir y sacar adelante a tu esposa y a sus dos hijos, si es para pensar

Entre una voz cansada y en ocasiones desafinada se ayuda de una grabadora para descansar los dedos y poder cantar con pistas, a veces esta falla y bueno tiene que seguir cantando, por que de ello depende llevar dinero para su familia.

El sonido de las monedas al tocar el fondo de ese viejo bote de latón, dibujan una sonrisa en la cara de Don Martín.

Estando ahí sentando junto a don Martín me percate de lo duro que puede ser estar en una situación así, donde la gente no ve lo que a la vista es tan evidente.

Cuando las canciones son de antaño, la gente mayor sobre todo, nostálgicamente se desprende de un poco de lo ganado  para compartirlo con Don Martín e irse tarareando esa canción que le hizo recordar algo en el pasado.

Y las nuevas generaciones ven a un pobre ciego, sentado en una esquina sin saber quien es , ni que es lo que canta, y el motivo por él que lo hace.

Sinceramente yo mismo no me había percatado, de lo que puede ser vivir cantar desde la obscuridad a un público cruel que rara vez suele ayudar, que no piensa en el porque de las cosas y la historia que hay detrás.

Gente pasa sin si quiera mirarlo, gente pasa sin poder escuchar lo que su voz grita, ya que al final intenta hacer lo que le apasiona y con eso poder vivir dignamente, 

La constancia es la mayor de sus virtudes , esperando que alguna alma caritativa se despoje de unas monedas para hacer que valga la pena el día.

Don martín muchas gracias por dejarme plasmar un poco de lo que es su día a día, por dejarme sostener y tocar su guitarra, cantar una canción con Ud,  y por intercambiar ese momento tan especial, que me llevo para ser más agradecido con todos los que me rodean, y valorar lo poco ó mucho que lleguemos a tener.